¿Cómo recuperar la vista con diabetes? La diabetes es cuando se presentan altos niveles de azúcar en la sangre y con el tiempo esto puede dañar tus ojos, uno de los problemas más comunes es la retinopatía diabética que es la principal causa de ceguera irreversible en adultos.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es la causa número uno de ceguera en edad laboral en México, si padece diabetes tienes mayor riesgo; es importante realizar una detección temprana para que no pierda la visión.

La diabetes es una condición que deteriora todos los vasos del cuerpo, comenzando por los vasos más finos que están en el ojos y riñones, en tus ojos hay un lugar llamado retina, la retina cambia lo que vemos en los impulsos nerviosos, pero tiene vasos muy finos, cuando estos comienzan a estallar y ocurre una hemorragia intraocular a esto llamamos retinopatía diabética.

Cataratas

Otros problemas oculares que pueden afectar a personas con diabetes son las cataratas, que ocurren cuando el cristalino, que es el «lente» del ojo, se opaca. La catarata es la mayor causa de ceguera en todo el mundo, tan solo en México hay más de 400,000 personas con esta condición, pero puede ser reversible mediante cirugía y la colocación de un lente intraocular.

Glaucoma

El glaucoma también es una enfermedad que ocurre cuando el nervio óptico se deteriora, principalmente por presión ocular elevada o por herencia.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo, es una enfermedad crónica silenciosa que no da ninguna señal en la que se va disminuyendo el campo visual, hasta el final queda una visión tubular y finalmente se pierde totalmente la visión y el paciente habitualmente no se da cuenta de esa pérdida visual, con lo cual disminuye mucho la calidad de vida y la autonomía del paciente.

Tenemos varios tipos de glaucoma, primarios y secundarios, de los primarios es el más frecuente en la población y va aumentando su frecuencia a lo largo de la vida, en personas mayores de 60 años, es más frecuente que en personas que por encima de personas jóvenes de 20 años, aunque también tenemos glaucomas congénitos e infantiles y juveniles.

La principal causa del glaucoma es la herencia, por eso es conveniente realizar revisiones oftalmológicas periódicas sobre todo si tienen antecedentes familiares de glaucoma, pero hay un tipo de glaucoma que pueden ser secundarios a otros factores como pueden ser los traumatismos, el tratamiento con ciertos fármacos como son los corticoides por vía oral o vía tópica, inflamatorios y otros tipos diferentes de glaucoma.

Glaucoma

En el glaucoma tenemos dos aspectos uno es la tensión ocular elevada y otra es el daño del nervio óptico, no todas las personas que tienen la tensión ocular elevada tienen daño al nervio óptico, entonces en esos casos hablamos de hipertensión ocular.

Por amplios estudios realizados por la comunidad científica, sabemos que si no ponemos tratamiento para bajar la tensión ocular alrededor de un 9 a 10 por ciento de los pacientes terminan desarrollando el daño del nervio óptico cuando pasan 5 años, sin embargo si ponemos tratamiento conseguimos bajar la tensión ocular solamente alrededor de un 4% los pacientes desarrollan daño de nervio óptico.

En el glaucoma actualmente hablamos de neuropatía óptica glaucomatosa, que realmente es donde tenemos el daño, esta enfermedad está producida en el polo anterior del ojo, por la alteración en el balance de producción de buena acuoso con su eliminación con su salida.

En estos casos, la cirugía y el tratamiento adecuado pueden ayudar a retardar el progreso de la enfermedad. Si tienes diabetes, debes hacerte un examen de los ojos una vez al año; tratar los problemas a tiempo puede salvarte la vista.

Si has llegado hasta aquí te invito a que te suscribas a nuestro blog para que sigas aprendiendo más sobre el cuidado de tu salud visual. También te compartimos este contenido en vídeo.