¿Qué es el VIH?

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH), es un virus que hace que el sistema inmunológico del cuerpo se debilite, causando enfermedades e infecciones. El sistema inmunológico lucha contra enfermedades e infecciones y es muy importante para tener cuerpo sano.

Cuando el VIH está presente en el cuerpo, ataca importantes células blancas de la sangre en su sistema inmunológico llamadas linfocitos, o células T. Las células T identifican y destruyen organismos invasores en el cuerpo. Una vez que se adhiere a la célula, el VIH se multiplica y la destruye. Cuando su cuerpo está desprovisto de suficientes células T, puede sufrir infecciones que un sistema inmunológico sano normalmente combate, como resfriados, gripa y otros virus.

¿Qué es el SIDA?

SIDA es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, y es causado por el VIH. Se considera que una persona tiene SIDA, cuando su sistema inmunológico no puede mantener su cuerpo sano por más tiempo.

Para alguien con VIH, el proceso de destrucción de células T y replicación del virus puede tomar años. Por ésta razón, muchas personas infectadas con VIH no se enferman de SIDA hasta años más tarde.

¿Cómo se contrae el VIH?

El VIH vive y se reproduce en la sangre humana y otros fluidos del cuerpo. Una persona puede infectarse con el VIH si estos fluidos infectados entran en su cuerpo.

Los siguientes fluidos corporales pueden contener altos niveles de VIH:

  • Sangre
  • Semen
  • Fluido pre seminal
  • Leche materna
  • Fluidos vaginales
  • Mucosa del recto (anal)

Otros fluidos corporales, así como productos de desecho como heces fecales, orina, vómito, fluidos nasales, saliva, sudor y lágrimas, por lo general no contienen suficiente VIH para infectar, a menos que haya sangre presente en ellos.

Si bien el VIH puede encontrarse en las lágrimas de las personas infectadas, no se han reportado casos de SIDA por contacto con éstas. Los oftalmólogos son especialmente cuidadosos con la limpieza de instrumentos y lentes que entran en contacto con las lágrimas.

¿Cómo el VIH/SIDA afecta a los ojos?

Debido a que el VIH causa una deficiencia en el sistema inmunológico de su cuerpo, todas las áreas del cuerpo son susceptibles a la infección, incluyendo el ojo. Personas con VIH que de otra manera disfrutan de una buena salud, no son propensas a tener problemas oculares relacionados con la supresión del sistema inmunológico. Sin embargo, se estima que un 70 por ciento de los pacientes con SIDA avanzado, tienen trastornos oculares.

Los problemas oculares relacionados con el SIDA debido a la supresión del sistema inmunológico pueden incluir:

Retinopatía por VIH

Éste es el hallazgo más común entre personas con SIDA. Pequeñas hemorragias y exudados algodonosos (manchas blancas causadas por un bloqueo de los vasos sanguíneos) se forman en la retina (el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo). Se cree que el virus VIH es directamente responsable por los cambios en los pequeños vasos sanguíneos de la retina.

Retinitis por CMV

Una infección ocular más grave que se ocurre en aproximadamente el 20 a 30 por ciento de las personas con SIDA es la retinitis por CMV. Es causada por un virus llamado citomegalovirus (CMV). Ocurre por lo general en pacientes con estados más avanzados de SIDA, en quienes la presencia de células T es muy baja. Los síntomas incluyen inflamación de la retina, sangrado y pérdida de la visión. Si no es diagnosticado y tratado a tiempo, el CMV puede causar una pérdida severa de la visión en pocos meses.

Si usted tiene VIH / SIDA, y siente los siguientes síntomas, debe consultar a su oftalmólogo inmediatamente:

  • Manchas flotantes o «telarañas»;
  • Luces intermitentes;
  • Puntos ciegos o visión borrosa.

La retinitis por CMV no es curable, pero una progresión del virus puede controlarse con medicamentos.

Desprendimiento de la retina

Ocasionalmente, el CMV puede causar un desprendimiento de retina, durante el cuál la retina se separa o desprende de la parte posterior del ojo. Un desprendimiento de retina es un problema grave que causa pérdida severa de la visión si no es tratado. Casi todos los desprendimientos de retina requieren una cirugía de desprendimiento de retina para ponerla de nuevo en su posición correcta.

Sarcoma de Kaposi

El sarcoma de Kaposi es una rara forma de cáncer que se presenta en pacientes con SIDA. Éste tipo de cáncer puede causar lesiones de color rojizo o púrpura en los párpados, o crear una masa carnosa roja en la conjuntiva (la fina membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo). El sarcoma de Kaposi puede parecer aterrador, pero por lo general no hace daño a los ojos, y con frecuencia puede ser tratado.

Carcinoma conjuntival de células escamosas

Éste es un tumor de la conjuntiva (la membrana delgada y transparente que cubre la parte blanca del ojo). Algunos estudios han demostrado que ésta condición está relacionada con el VIH/SIDA, una exposición prolongada a la luz solar, y una infección con el virus del papiloma humano (VPH).

Aumento en el riesgo de infecciones oculares diversas

transmisión sexual y otras que no lo son, pueden ser más comunes en pacientes con VIH. Algunas de éstas infecciones pueden incluir virus del herpes, gonorrea, clamidia, toxoplasmosis, candida, pneumocystis y microsporidia, entre otras. Éstas infecciones pueden amenazar la visión y requieren tratamiento con un Doctor de los Ojos.

¿Cómo son tratadas las enfermedades oculares relacionadas con el VIH?

El tratamiento de enfermedades oculares relacionadas con el VIH depende de la enfermedad específica. No obstante, los pacientes que mantienen la salud de su sistema inmunológico con tratamientos de drogas antivirales tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades oculares relacionadas con el VIH.

Es importante que cualquier persona con VIH se someta a exámenes de rutina con un oftalmólogo para detectar cualquier problema tan pronto como sea posible.

Facebook