Úlcera de la córnea

¿Qué es una úlcera de la córnea?

Una úlcera de la córnea es una llaga abierta en la córnea (la capa delantera y transparente del ojo). La córnea cubre el iris (la parte coloreada del ojo) y la pupila, de la misma forma como un cristal cubre la cara de un reloj. Una úlcera de la córnea suele ser el resultado de una infección ocular, aunque puede ser causada por una condición de ojo seco severa u otros problemas visuales.

¿Qué causa una úlceras de la córnea?

Muchas de las causas de las úlceras de la córnea pueden prevenirse. Use una protección ocular adecuada al hacer cualquier trabajo o deporte que pueda causar lesiones en los ojos. Y si usted usa lentes de contacto, es importante cuidar de ellos de manera segura y correcta.

Las úlceras de la córnea suelen ser causadas por los siguientes tipos de infecciones:

  • Infecciones bacterianas
    Estos son comunes en personas que usan lentes de contacto, sobre todo en aquellas que usan lentes de uso prolongado. La queratitis por acanthamoeba es particularmente común en las personas que usan lentes de contacto, especialmente quienes hacen sus propias soluciones caseras de limpieza.
  • Infecciones virales
    El virus que causa llagas labiales (virus de herpes simple) puede causar ataques recurrentes provocados por estrés, trastornos del sistema inmunológico, o la exposición a la luz del sol. Adicionalmente, el virus que causa la varicela y el herpes zóster pueden causar úlceras en la córnea.
  • Infecciones fúngicos (hongos)
    El uso inadecuado de lentes de contacto o de gotas para ojos con esteroides puede causar infecciones por hongos, las que a su vez pueden causar úlceras en la córnea. Una lesión en la córnea causada por la entrada de algún material originado en una planta, puede también ser la causa de una queratitis fúngico.
  • Infecciones parasitarias (Acanthamoeba)
    La Acanthamoeba es una ameba microscópica y unicelular que puede causar infecciones en seres humanos. Es la ameba de tipo más común que se encuentra en el agua dulce y el suelo. Cuando la Acanthamoeba entra en el ojo, puede causar infecciones graves, especialmente entre personas que usan lentes de contacto.

Otras causas de úlceras de la córnea son:

  • Lagrimeo o quemaduras en la córnea causados por una lesión en el ojo. Rasguños, raspaduras y cortes causados por las uñas, cortes con papel, pinceles de maquillaje y ramas de los árboles, pueden infectarse con bacterias y producir úlceras de la córnea. Las quemaduras causadas por productos químicos cáusticos en el lugar de trabajo y en la casa pueden causar úlceras de la córnea.
  • Síndrome de ojo seco.
  • Parálisis de Bell y otros trastornos de los párpados que impidan el funcionamiento adecuado del párpado. Si el párpado no funciona correctamente, la córnea puede secarse.

Síntomas de una úlcera de la córnea

Los síntomas de úlceras de la córnea son:

  • Enrojecimiento del ojo;
  • Dolor severo e inflamación del ojo;
  • Sensación de presencia de un objeto extraño en el ojo;
  • Lagrimeo;
  • Pus u otro tipo de secreción;
  • Visión borrosa;
  • Sensibilidad a la luz;
  • Hinchazón de los párpados;
  • Una mancha blanca en la córnea que usted puede o puede no ver cuando se mira en el espejo.

Si usted cree tener una úlcera de la córnea o presenta síntomas en el ojo que sean preocupantes, es importante consultar a su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) inmediatamente. Si una úlcera de córnea no es tratada, puede causar daños graves y permanentes a su visión, incluyendo ceguera.

Diagnóstico de una úlcera de la córnea

Su Doctor de los Ojos utilizará un tinte especial llamado fluoresceína para iluminar cualquier daño a la córnea y hará un examen del ojo con un microscopio especial llamado lámpara de hendidura. El examen con lámpara de hendidura le permitirá a su oftalmólogo para ver el daño de la córnea y determinar si usted tiene una úlcera de la córnea.

Si su Doctor de los Ojos sospecha que una infección es responsable por la úlcera de la córnea, tomará una pequeña muestra de tejido para identificar el tipo de infección y tratar la afección adecuadamente.

Tratamiento de una úlcera de la córnea

Una úlcera de la córnea es generalmente tratada de manera ambulatoria, aunque es posible que deba ir a un hospital para recibir tratamiento, si ésta es lo suficientemente grave.

Tratamiento médico

Gotas antibióticas, antifúngicas o antivirales para los ojos son la parte fundamental del tratamiento. En ocasiones, tabletas anti hongos son prescritas, o una inyección de medicamento es administrada cerca del ojo para el tratamiento.

Una vez que cualquier tipo de infección ha disminuido o ha desaparecido, pueden utilizarse gotas para los ojos con esteroides o anti inflamatorios, las cuales ayudan a reducir la inflamación y a prevenir la formación de cicatrices. El uso de gotas con esteroides es controvertido y sólo debe hacerse bajo supervisión de su Doctor de los Ojos. Es posible que las gotas con esteroides puedan empeorar una infección.

Analgésicos orales pueden ser prescritos para reducir el dolor.

Si los síntomas de la úlcera de la córnea continúan después del tratamiento, incluyendo dolor y enrojecimiento del ojo; lagrimeo y secreción del ojo; y visión borrosa, notifique a su oftalmólogo de inmediato para iniciar otro tratamiento sin demora.

Tratamiento quirúrgico

Si una úlcera de la córnea no puede ser tratada con medicamentos, una cirugía puede ser necesaria para mantener su visión. Un trasplante de córnea puede reemplazar la córnea dañada con la córnea sana de un donante para restaurar la visión.

Facebook