Triquiasis

¿Qué es la triquiasis?

La triquiasis es una anomalía común del párpado en la cuál la dirección de las pestañas está mal dirigida y hace que éstas crezcan hacia el interior del ojo.

Éstas pestañas rozan la córnea (la cúpula transparente que cubre el iris y la pupila), la conjuntiva (la membrana delgada y transparente que cubre la esclerótica o parte blanca del ojo), y la superficie interior de los párpados, causando una irritación ocular.

Causas de la triquiasis

Cualquier persona puede desarrollar triquiasis, aunque es más común en los adultos. La triquiasis puede ser causada por una infección en los ojos, una inflamación de los párpados, enfermedades autoinmunes y trauma.

Algunas condiciones aumentan el riesgo de desarrollar triquiasis:

  • El epiblefarón, un trastorno congénito que se produce cuando la piel floja alrededor del ojo forma un pliegue que hace que las pestañas asuman una posición vertical. El epiblefarón se encuentra más comúnmente en niños de ascendencia asiática.
  • La enfermedad ocular de herpes zóster.
  • Trauma en el ojo, como una quemadura.
  • Blefaritis crónica, una condición continua y común en la cuál los párpados se inflaman debido al revestimiento del marco del ojo con partículas grasas y bacteria, cerca de la base de las pestañas.
  • Tracoma, una infección ocular grave que se encuentra más comúnmente entre poblaciones de países en desarrollo.
  • Ciertas enfermedades raras de la piel y las membranas mucosas, incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson y el penfigoide cicatricial.

Síntomas de la triquiasis

Si usted tiene triquiasis, su ojo puede sentirse irritado por la sensación de tener un objeto extraño en él. Otros síntomas incluyen ojos rojos, lagrimeo y sensibilidad a la luz brillante.

Las pestañas que han rozaso la córnea por mucho tiempo pueden causar una abrasión corneal o incluso una úlcera corneal.

Tratamiento de triquiasis

El tratamiento de triquiasis consiste en remover la pestaña, su folículo o ambos, o re dirigir su crecimiento.

Si la triquiasis se limita a una sola pestaña o sólo unas pocas, su oftalmólogo (Doctor de Ojos) puede removerlas con fórceps. Aunque esto elimina el problema inmediato, existe la posibilidad de la pestaña pueda volver a crecer de nuevo en la dirección equivocada.

Si el problema envuelve varias pestañas creciendo hacia el interior del ojo, su oftalmólogo puede recomendar una cirugía para removerlas permanentemente. Una cirugía llamada ablación, utiliza radiofrecuencias o láser para remover las pestañas y los folículos pilosos de los cuáles nacen. El ojo es adormecido durante éste procedimiento ambulatorio.

Otros tratamientos quirúrgicos incluyen:

  • Electrólisis, un proceso que utiliza electricidad para eliminar permanentemente el vello. Si bien es eficaz, el proceso toma tiempo y puede ser doloroso.
  • Criocirugía, mediante la cuál las pestañas y los folículos son separados por congelación. La criocirugía es eficaz, pero tiene el potencial de causar muchas complicaciones.

En ciertos casos, tales como una triquiasis proveniente de un epiblefarón, su oftalmólogo puede recomendar una cirugía que cambie la posición de las pestañas y corrija la causa anatómica del problema.

Facebook