Tracoma

¿Qué es el tracoma?

El tracoma es una infección ocular que afecta a ambos ojos, y es la principal causa mundial de ceguera prevenible. El tracoma es causado por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis.

En sus primeras etapas, el tracoma causa una conjuntivitis (ojo rojo). Los primeros síntomas comienzan a aparecer entre cinco y 12 días de haber sido expuesto a la bacteria, y pueden incluir comezón e irritación leve de los ojos y párpados, al igual que secreción de los ojos. A medida que la infección progresa, se produce un dolor en los ojos y una visión borrosa. Si la infección no es tratada, se produce una cicatrización en la parte interior del párpado. Esto conduce a que las pestañas viren hacia el interior del ojo, una condición llamada triquiasis. Las pestañas rozan contra la córnea y la rasguñan (la córnea es la capa transparente en la parte frontal del ojo.) Esta continua irritación hace que la córnea se torne nubosa y puede contribuir al desarrollo de úlceras de la córnea y pérdida de visión.

Tener un episodio de tracoma rara vez causa problemas. Se piensa que la presencia de continuas infecciones es la causa de la cicatrización y complicaciones relacionadas con la ceguera. Por lo general, lleva años para que el tracoma cause una pérdida de la visión.

¿Quién está en riesgo de desarrollar tracoma?

El tracoma es raro en los Estados Unidos y Europa. Se encuentra comúnmente en países en desarrollo, donde la pobreza, las condiciones de hacinamiento y el saneamiento deficiente ayudan a la propagación de la enfermedad. La condición es muy contagiosa y se transmite por contacto directo con una persona infectada con la bacteria o con objetos contaminados, como por ejemplo las toallas.

La Organización Mundial de la Salud estima que unos 41 millones de personas en el mundo (la mayoría mujeres y niños), sufren de una infección activa de tracoma.

Síntomas de tracoma

Los síntomas de tracoma incluyen comezón e irritación de los ojos y párpados, secreciones de los ojos, dolor y visión borrosa.

A medida que la infección progresa, las pestañas viran hacia el interior del ojo, rasguñando la córnea. Ésta condición es llamada triquiasis, y si no es tratada, hace que la córnea se vuelva nubosa y eventualmente produzca úlceras corneales.

Diagnóstico de tracoma

Su oftalmólogopuede diagnosticar la mayoría de los casos de conjuntivitis por medio de un examen ocular. Si usted ha visitado recientemente un país donde el tracoma es común, su oftalmólogo puede tomar una muestra y ordenar un análisis. Para hacer esto, el ojo es adormecido, y una muestra es recogida con un hisopo de algodón. La prueba de laboratorio identificará con precisión si el tracoma es la fuente de infección en el ojo.

En los casos más graves de tracoma, un examen de los ojos revelará la cicatrización en el interior del párpado superior del ojo, el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la córnea y la presencia de pestañas que han crecido en dirección opuesta (hacia el interior del ojo).

Tratamiento del tracoma

Los antibióticos son eficaces para el tratamiento de tracoma en sus etapas iniciales. Un tratamiento a tiempo puede prevenir complicaciones a largo plazo.

Los casos más avanzados de tracoma pueden requerir cirugía para colocar las pestañas que han crecido hacia el interior del ojo en su posición original. Esta cirugía puede ayudar a limitar aún más la cicatrización de la córnea y a mejorar su visión. Un trasplante de córnea es otra opción quirúrgica si la córnea está tan nubosa que ha afectado la visión seriamente.

En general, una buena higiene, como lavarse las manos y la cara, ha demostrado que disminuye la propagación del tracoma.

Facebook