Toxoplasmosis

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad que se puede adquirir a partir de una infección con un parásito. El parásito se llama Toxoplasma gondii (T. gondii). La mayoría de las personas infectadas no presentan signos ni síntomas y no necesitan recibir tratamiento. Pero la toxoplasmosis puede causar problemas de salud graves en aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado y en bebés que hayan contraído la enfermedad de sus madres.

¿Qué causa la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es causada por la infección con un parásito llamado T. gondii. Se divide en dos tipos: adquirida y congénita.

Toxoplasmosis adquirida

Usted no puede contraer toxoplasmosis de un adulto o niño que ya está infectado. Es necesario ingerir el parásito (que entre en su cuerpo) para infectarse. Esto puede suceder de las siguientes maneras:

  • Comiendo alimentos contaminados o tomando agua contaminada. Usted se puede infectar con T. gondii al comer carne cruda o mal cocida que contenga el parásito. El agua potable, las frutas y verduras que no se hayan lavado, y los productos lácteos crudos o no pasteurizados también pueden estar contaminados con T. gondii.
  • Haciendo jardinería. Usted puede ingerir el parásito al hacer jardinería donde existan heces de gato contaminadas.
  • Al limpiar la caja de arena del gato sin lavarse las manos después. El parásito puede ingresar en su cuerpo al tocarse la boca después de limpiar la caja de desechos del gato que contenga heces infectadas.
  • Contaminación cruzada con cuchillos/tablas de cortar sin lavar. Se puede ingerir el parásito después de preparar alimentos con cuchillos o tablas de cortar sin lavar que hayan estado en contacto con carne cruda.
  • Transfusión sanguínea o trasplante de órgano. En raras ocasiones, se puede infectar con T. gondii de un órgano trasplantado o una transfusión de sangre.

Toxoplasmosis congénita

Esto sucede cuando la toxoplasmosis se transmite de una madre infectada a su bebé durante el embarazo. Si la madre contrae toxoplasmosis justo antes o durante el embarazo, se lo puede transmitir a su bebé.

Síntomas de la toxoplasmosis

La mayoría de las personas sanas con toxoplasmosis no se dan cuenta de que están infectadas y no tendrán síntomas. Cuando las personas presentan síntomas, estos son muy similares a los de la gripe e incluyen:

  • ganglios linfáticos inflamados (son pequeños órganos en forma de un frijol que se localizan en la ingle, el cuello y las axilas y que ayudan al organismo a combatir infecciones)
  • fiebre
  • dolor en el cuerpo
  • cansancio
  • dolor de cabeza

Estos síntomas pueden durar semanas o meses. Usualmente desaparecen por sí solos.

Para personas con un sistema inmunitario debilitado

Su sistema inmunitario puede estar debilitado si tiene VIH/SIDA, si recibe quimioterapia, o si toma un tipo de medicamento llamado fármaco inmunosupresor. En estos casos, el cuerpo no combate las infecciones tan bien como debería. En estas personas con toxoplasmosis, los signos más graves de la infección incluyen:

  • dolores de cabeza intensos
  • inflamación del cerebro por una infección llamada encefalitis (en algunos casos, puede causar la muerte si no es tratada)
  • espasmos musculares
  • cambios en el estado de ánimo y la personalidad
  • confusión
  • convulsiones
  • problemas pulmonares
  • sensación de debilidad o adormecimiento en un lado del cuerpo

Personas en riesgo de toxoplasmosis ocular

Algunas personas (incluso aquellas con un sistema inmunitario saludable) están en riesgo de contraer toxoplasmosis ocular, la cual afecta los ojos. Esto causa inflamación de la retina, que se encuentra en la parte posterior del ojo. Puede causar ceguera si no se trata. Los síntomas incluyen:

  • visión borrosa o reducida
  • ver moscas volantes
  • lagrimeo
  • sensibilidad a la luz
  • enrojecimiento y dolor del ojo

La toxoplasmosis puede dañar la retina, que es una capa de tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo.

Los síntomas en los bebés

En los bebés por nacer, la toxoplasmosis puede causar un aborto espontáneo. Los bebés que nacen a término suelen presentar:

  • bajo peso al nacer
  • agrandamiento del hígado o del bazo
  • ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos)
  • toxoplasmosis ocular

Muchos bebés nacen sin síntomas pero aún portan la infección. Algunos presentarán problemas años después como:

  • dificultad de aprendizaje
  • pérdida de la audición
  • infecciones oculares y pérdida de la visión

Tratamiento de toxoplasmosis

La mayoría de las personas sanas con toxoplasmosis (que no están embarazadas) no requieren de tratamiento, ya que su sistema inmunitario es capaz de combatir la infección.

Para mujeres embarazadas con toxoplasmosis

En algunos casos, se utiliza una combinación de medicamentos para detener la trasmisión de la enfermedad de la madre a su bebé por nacer. Si el bebé se infecta con toxoplasmosis durante el embarazo, se pueden utilizar antibióticos para controlar la enfermedad.

Para los bebés que nacen con toxoplasmosis

Cuando los bebes tienen síntomas de toxoplasmosis al nacer, pueden ser tratados con una combinación de medicamentos que incluye un medicamento antiparasitario y ácido folínico.

Para aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado

Si no tiene toxoplasmosis, se puede utilizar un medicamento para prevenir que se infecte. Para aquellas personas con toxoplasmosis, los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser más graves en pacientes con un sistema inmunitario debilitado, por lo que es importante visitar a su(s) médico(s) con regularidad.

En general, cuando la toxoplasmosis afecta los ojos (toxoplasmosis ocular), es mejor ser tratado por un oftalmólogo. Ellos están especialmente entrenados para tratar la inflamación de la retina.

¿Cómo se puede prevenir la toxoplasmosis?

No existe cura para la toxoplasmosis. Una vez que tiene la infección, los medicamentos pueden controlar los síntomas pero no pueden eliminar el parásito de su cuerpo. Es mejor enfocarse en disminuir su riesgo (y el de su bebé por nacer) de contraer toxoplasmosis.

Estos son algunos pasos que puede seguir para prevenir la infección por toxoplasmosis:

  • Nunca coma carne cruda o mal cocida. Siempre cocine la carne a una temperatura de al menos 152 grados. Esto mata el parásito.
  • Utilice guantes y lávese bien las manos después de trabajar en el jardín o manipular tierra.
  • Lave las tablas para cortar, los cuchillos y sus manos minuciosamente después de cortar y manipular carne cruda.
  • Lave las frutas y verduras antes de comerlas.
  • Nunca coma/beba productos lácteos crudos o sin pasteurizar.
  • Si tiene un gato, limpie la caja de arena todos los días. Mantenga a los niños y las mujeres embarazadas alejados de la caja de arena para gatos y no permita que ellos lo limpien.
  • Si está embarazada, planea quedar embarazada, o tiene un sistema inmunitario debilitado, debe realizarse una prueba de sangre para la toxoplasmosis. Según sus resultados, su médico le puede ayudar a crear un plan para prevenir y/o tratar la toxoplasmosis.

Facebook