Retinopatía Serosa Central

¿Qué es la retinopatía serosa central?

Imagen de una tomografía de coherencia óptica (TCO) que muestra cómo una retinopatía serosa central (también llamada coroidopatía serosa central) causa una inflamación en las capas de la retina, similar a una ampolla bajo la piel.

La retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. Ésta convierte los rayos de luz en impulsos eléctricos que viajan a través del nervio óptico hacia el cerebro, donde se interpretan como las imágenes que vemos. Una retina saludable e intacta es clave para tener una visión clara.La retinopatía serosa central (a veces llamada coroidopatía central serosa), es una condición ocular que ocurre cuando un fluido se acumula debajo de la retina y distorsiona la visión. Se cree que el escape de fluido proviene de una capa de tejidos de vasos sanguíneos localizada debajo de la retina, llamada coroides. Otra capa de células llamada epitelio pigmentario de la retina (EPR) tiene la función de evitar que el fluido se escape de la coroides bajo de la retina. Cuando por alguna razón desconocida algunas áreas pequeñas del EPR se tornan defectuosas, el fluido se acumula y crece bajo el EPR, de la misma manera como una ampolla acumula líquido bajo la piel. Como resultado, un pequeño desprendimiento se forma bajo la retina, causando que la visión se distorsione.

La retinopatía serosa central generalmente afecta sólo un ojo a la vez, pero existe la posibilidad de que ambos ojos puedan ser afectados al mismo tiempo.

Síntomas de la retinopatía serosa central

Si tiene retinopatía serosa central, su visión central se verá distorsionada. Además de la visión central distorsionada, su visión también puede aparecer borrosa o borrosa. Puede tener un punto ciego en su visión central. También puede notar una distorsión de líneas rectas en el ojo afectado, o los objetos pueden parecer más pequeños o más alejados de lo que realmente son. Cuando miras un objeto blanco, puede parecer que tiene un tinte marrón o que tiene un color más apagado.

Diagnóstico de la retinopatía serosa central

Si su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) sospecha que usted puede tener una retinopatía serosa central, él o ella aplicará unas gotas dilatadoras a sus ojos para examinar la retina.

Para poder confirmar la presencia de una retinopatía serosa central, el Doctor de los Ojos tomará una serie de fotografías especiales del ojo mediante una angiograma con fluoresceína y una tomografía de coherencia óptica (TCO) .

Durante una angiografía con fluoresceína, un tinte de fluoresceína se inyecta en una vena en su brazo. El tinte viaja a través del cuerpo, incluyendo los ojos. A medida que el tinte pasa a través de las vasos sanguíneos de la retina, fotografías del ojo son tomadas. El contraste realza las áreas anormales y muestra a su médico si la condición de retinopatía serosa central existe.

Un escán de TCO (tomografía de coherencia óptica), es una técnica de formación de imágenes que crea una imagen transversal de la retina, lo que ayuda a medir su espesor y a detectar alguna inflamación de la misma.

Tratamiento de una retinopatía serosa central

La mayoría de los casos de retinopatía serosa central desaparecen en uno o dos meses sin ningún tratamiento. Durante este tiempo, su oftalmólogo hará un seguimiento del ojo para ver si el líquido ha sido reabsorbido.

Si usted sufre una pérdida severa de la visión, o si el escape de fluido es grave o no desaparece, un tratamiento con rayo láser puede ser la solución, o una terapia fotodinámica para sellar la fuga y restablecer la visión.

La mayoría de las personas con retinopatía serosa central recuperan la buena visión, incluso sin tratamiento. Sin embargo, la visión puede no ser tan buena como lo era antes de la enfermedad. Aproximadamente la mitad de los pacientes que han tenido retinopatía serosa central recuperan su visión. Es importante tener exámenes de seguimiento con su Doctor de los Ojos, y que éstos sean regulares y a fondo ya que a largo plazo, la acumulación de fluido puede llevar a una pérdida permanente de la visión.

Facebook