Queratitis Herpética

¿Qué es la queratitis herpética?

La queratitis herpética es una infección viral del ojo causada por el virus del herpes simple (VHS). Hay dos tipos principales de virus. El tipo I es el más común y afecta principalmente a la cara, causando el común “herpes labial” o “fuegos”. El tipo II es la forma de transmisión sexual del herpes, infectando los genitales.

Si bien tanto el herpes de tipo I como el de tipo II pueden propagarse en los ojos y causar una infección, el herpes de tipo I es la causa más frecuente de infecciones en los ojos. La infección puede ser transferida a los ojos tocando una lesión activa (un herpes labial o fuego) y luego el ojo.

Síntomas de la queratitis herpética

Los síntomas de la queratitis herpética pueden incluir dolor, enrojecimiento, visión borrosa, lagrimeo, secreción y sensibilidad a la luz.

Si la infección es superficial, e involucra sólo a la capa superior de la córnea (epitelio), por lo general se cura sin dejar cicatriz. Sin embargo, si compromete las capas más profundas de la córnea, lo que puede ocurrir después de un tiempo, la infección puede llevar a una cicatrización de la córnea, una pérdida de visión e incluso ceguera.

Si no es tratada, la queratitis herpética puede dañar gravemente al ojo.

Causas de la queratitis herpética

El herpes de tipo I es muy contagioso y se transmite habitualmente por contacto con la piel de alguien que tiene el virus. Casi todas las personas, un 90 por ciento de la población, están expuestas al herpes de tipo I, más comúnmente durante la infancia.

Después de una infección original, el virus permanece en estado latente, viviendo en las células nerviosas de la piel o los ojos. Una recurrencia puede ser activada de varias maneras, incluyendo:

  • Estrés;
  • Exposición al sol;
  • Fiebre;
  • Trauma en el cuerpo (como una lesión o cirugía);
  • Menstruación;
  • Ciertos medicamentos.

Una vez que el herpes simple está presente en el ojo, por lo general infecta a los párpados, la conjuntiva (la membrana delgada y transparente de mucosa que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo), y la córnea (la ventana transparente, en la parte anterior del ojo).

Tratamiento de la queratitis fúngica

Es muy importante consultar a un oftalmólogo antes de iniciar cualquier tratamiento, debido a que algunos medicamentos o gotas para los ojos pueden en realidad empeorar la infección.

No existe una cura completa para el herpes. Una vez que el virus está en el cuerpo, no puede deshacerse de él. Sin embargo, si una queratitis herpética aparece, hay ciertas cosas que usted puede hacer para ayudar a prevenir brotes recurrentes:

  • Si usted tiene una úlcera labial o un fuego, evite tocarse los ojos;
  • Los esteroides pueden incrementar el virus de un herpes en el cuerpo. Usted no debe usar gotas oculares de esteroides a menos que también esté tomando un medicamento antiviral;
  • No use lentes de contacto si tiene infecciones;
  • Vea a un oftalmólogo inmediatamente si los síntomas de herpes ocular recurren.

Facebook