Queratitis Bacteriana

¿Qué es la queratitis bacteriana?

La queratitis bacteriana es una infección de la córnea (la cúpula transparente que cubre el iris del ojo y la pupila), la cual causa dolor, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, y lagrimeo o secreción del ojo. Es el resultado de una infección proveniente del uso de lentes de contacto, o de una lesión en el ojo, por lo general desarrollándose muy rápidamente, y si no es tratada, puede causar ceguera. La bacteria generalmente responsable por este tipo de infección es el Estafilococo aureus; en personas que usan lentes de contacto, la bacteria que produce la infección es la Pseudomonas aeruginosa.

La infección de queratitis en los ojos

La queratitis superficial afecta las capas más superficiales de la córnea. Cuando esta forma de queratitis se cura, por lo general no hay ninguna cicatriz en la córnea.

Una queratitis profunda afecta las capas de la córnea. Es posible que quede alguna cicatriz, la cual puede o no afectar su visión, dependiendo de dónde esté localizada.

Además de la queratitis bacteriana, existe otra serie de tipos de infecciones oculares por queratitis, algunos de los cuales incluyen:

  • La queratitis amebiana (usualmente afecta a quienes usan lentes de contacto y a menudo es causada por la Acanthamoeba);
  • Queratomicosis (infección causada por hongos);
  • Queratitis viral (causada por herpes simple y el virus de herpes zóster);
  • Fotoqueratitis (debida a una exposición a radiación intensa de rayos ultravioleta, causando, por ejemplo, una ceguera por nieve o una quemadura instantánea de la córnea debida al uso de soldadura de arco).

Síntomas de la queratitis bacteriana

Los síntomas de la queratitis bacteriana pueden incluir:

  • Reducción de la visión;
  • Dolor en el ojo (a menudo repentino);
  • Aumento de sensibilidad a la luz;
  • Lagrimeo;
  • Lagrimeo excesivo o secreción del ojo.

Si usted tiene alguno de estos síntomas, especialmente si son repentinos, llame a su oftalmólogo inmediatamente. Si la infección ocular de queratitis no es tratada, puede conducir a una ceguera. El tratamiento de una queratitis bacteriana debe realizarse de inmediato para evitar una pérdida de la visión.

¿Qué causa la queratitis bacteriana?

La queratitis bacteriana puede tener varias causas, incluyendo:

  • El uso de lentes de contacto, especialmente si se usan por un periodo prolongado;
  • El uso de algún medicamento para los ojos que esté contaminado, u otro tipo de solución aplicada en el ojo;
  • El uso de esteroides tópicos;
  • Una enfermedad de la córnea reciente;
  • Una inmunidad reducida causada por diabetes, alcoholismo o mala nutrición.

Si usted tiene cualquiera de los síntomas de queratitis bacteriana, tales como dolor, disminución de la visión, sensibilidad a la luz, y lagrimeo o secreción de un ojo, visite a un oftalmólogo inmediatamente. El tratamiento de la queratitis bacteriana debe iniciarse de inmediato para prevenir una posible ceguera.

¿Cómo se diagnostican las queratitis bacterianas?

Cuando se sospeche una queratitis bacteriana o por Acanthamoeba debe realizarse la toma de muestra por un oftalmólogo y cultivo específico.

Además del cultivo de la muestra corneal, puede ser útil cultivar las lentes de contacto, el estuche de las lentes, las soluciones utilizadas y cualquier otra fuente potencialmente contaminante, como toma de muestra de los párpados inflamados, porque podrían dar la clave del microorganismo causante en el caso de que los cultivos corneales fueran negativos, ayudando a identificar el origen de la infección.

En el caso de la Acanthamoeba puede ser necesario en algunos casos durante el seguimiento de la infección el estudio corneal con un microscopio confocal (un tipo de microscopio de gran aumento) que nos permite ver la presencia de los quistes característicos que se ubican en el interior de la córnea en esta infección.

Tratamiento de la queratitis bacteriana

Para poder diagnosticar correctamente una infección ocular por queratitis bacteriana su oftalmólogo puede tomar una muestra de material para examen, raspando suavemente el ojo. Él o ella también discutirán sus síntomas de queratitis bacteriana con usted. Su oftalmólogo diagnosticará si su tipo de queratitis es bacteriana o de hongos (queratomicosis).

Generalmente, la queratitis bacteriana es tratada con gotas antibióticas y puede requerir múltiples visitas a su oftalmólogo. Las gotas se suelen poner con frecuencia. El tratamiento también puede necesitar el uso de un esteroide tópico aplicado en el ojo.

Si usted usa lentes de contacto, es muy importante manejarlos con cuidado, almacenarlos y limpiarlos para reducir el riesgo de desarrollar una infección de queratitis. Infórmese acerca del atención y cuidado de los lentes de contacto.

Facebook