Ptosis

¿Qué Es la Ptosis?

La ptosis es una caída del párpado superior. Éste puede caer sólo un poco, o puede cubrir la pupila por completo. En algunos casos, la ptosis puede limitar e incluso bloquear una visión normal. Se puede presentar tanto en niños como en adultos y es tratable con cirugía.

La ptosis puede:

  • Afectar uno o ambos párpados;
  • Ser hereditaria;
  • Estar presente al nacer;
  • Ocurrir en el futuro.

Si un niño nace con ptosis, la condición es llamada “ptosis congénita”. Una ptosis congénita es causada a menudo por un lento desarrollo del músculo que levanta el párpado, llamado el músculo elevador del párpado. Esta afección generalmente no mejora por sí sola con el tiempo. Cuando existe una ptosis congénita severa, el niño puede necesitar un tratamiento para que su visión se desarrolle normalmente.

¿Qué problemas pueden resultar de la ptosis en los niños?

Ambliopía

El problema más grave asociado con la ptosis infantil es la ambliopía (también llamada “ojo perezoso”). La ambliopía es una condición que causa una visión débil en un ojo que no se ha desarrollado normalmente durante la infancia. Esto puede ocurrir si el párpado se cae de manera severa, lo suficiente como para bloquear la visión del niño. La ambliopía puede desarrollarse con más frecuencia, ya que la ptosis tiende a producir una visión borrosa constante de las imágenes, causando astigmatismo. La ptosis también puede esconder unos ojos mal alineados, los cuales pueden causar ambliopía.

Si la ambliopía no se trata en etapas tempranas de la infancia, puede llevar a una pérdida permanente de la visión en el futuro.

¿Qué Causa una Ptosis?

La causa más común de ptosis en adultos es la separación o estiramiento del tendón del músculo elevador del párpado. Este proceso puede ocurrir durante el proceso natural de envejecimiento, después de una cirugía de cataratas u otra cirugía de los ojos, o como resultado de una lesión.

La ptosis adulta también puede ocurrir por complicaciones de otras enfermedades musculares o neurológicas. En raras ocasiones, puede ser causada por tumores de la órbita del ojo.

La ptosis congénita es causada a menudo por un desarrollo pobre del músculo elevador que levanta el párpado. Aunque generalmente es sólo un problema de caída del párpado, un paciente con ptosis congénita puede también tener movimientos anormales del ojo, enfermedades musculares, tumores de párpado u otro tipo de tumores, trastornos neurológicos, o errores de refracción.

Síntomas de la Ptosis

La señal más evidente de una ptosis es la caída del párpado en sí. La ptosis puede afectar uno o ambos párpados. Puede estar presente al nacer (ptosis congénita) u ocurrir en el futuro. Cuando existe una condición de ptosis congénita, los pliegues del párpado superior pueden parecer asimétricos.

A menudo, un niño con ptosis puede inclinar su cabeza hacia atrás con la barbilla hacia arriba y poder ver por debajo del párpado caído, o puede levantar sus cejas en un intento de subir el párpado. Ambas posiciones indican que el niño está tratando de usar los dos ojos para ver. A través de los años, estas posiciones anormales pueden causar deformidades en la cabeza y en el cuello.

El diagnóstico de ptosis

Se hará un examen físico para determinar la causa.

Los exámenes que se pueden realizar incluyen:

  • Examen con lámpara de hendidura
  • Prueba de tensión para miastenia grave
  • Examen del campo visual

Tratamiento de la Ptosis

La ptosis es diagnosticada por un Doctor de los Ojos, mediante un examen cuidadoso de los párpados. El doctor toma medidas detalladas de la altura de los párpados y evalúa la fuerza de los músculos del párpado.

La cirugía puede ser un tratamiento efectivo para la ptosis infantil y adulta, ayudando a mejorar la visión, así como la apariencia estética. Es muy importante que los niños con ptosis tengan exámenes oftalmológicos con regularidad durante los primeros años de vida para controlar su visión y prevenir una pérdida severa de la visión causada por una ambliopía que no ha sido tratada.

Tratamiento de la ptosis congénita

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la ptosis infantil se hace a través de cirugía. Si una condición de ambliopía también existe, un tratamiento con parches, anteojos, o gotas para los ojos puede ser necesario. Para determinar si una cirugía es necesaria y qué tipo de procedimiento es el más apropiado, el oftalmólogo tendrá en cuenta unos factores importantes:

  • La edad del niño;
  • Si uno o ambos párpados están involucrados;
  • La altura del párpado;
  • La fuerza muscular del párpado cuando se abre y se cierra;
  • Los movimientos del ojo.

Durante una cirugía de ptosis, el músculo elevador del párpado es tensionado. En casos de ptosis severa, cuando el músculo elevador es sumamente débil, el párpado puede ser conectado o suspendido por debajo de la ceja para que los músculos de la frente puedan hacer el trabajo.

Una ptosis leve o moderada, por lo general no requiere cirugía durante las primeras etapas de vida. Bien sea que hayan tenido cirugía o no, los niños con ptosis deben ser evaluados periódicamente por un oftalmólogo, por ambliopía, problemas de refracción y otras condiciones relacionadas. Debido al crecimiento y cambio de forma de los ojos, problemas de enfoque pueden desarrollarse inclusive después de una cirugía.

Tratamiento de la ptosis adulta

Su oftalmólogo determinará la causa de la ptosis y planeará el mejor tratamiento. Si un tratamiento es necesario, por lo general es quirúrgico. Ocasionalmente, una pequeña cirugía estética del músculo de elevación y la eliminación de la piel del párpado superior (una operación llamada blefaroplastia) puede levantarlo suficientemente. Una ptosis grave requiere un reposicionamiento y el fortalecimiento del músculo elevador.

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía de ptosis?

La cirugía de ptosis conlleva riesgos de infección, hemorragia y reducción de la visión. Estas complicaciones no son comunes. Inmediatamente después de la cirugía, puede haber una dificultad para cerrar el ojo completamente, pero esto es sólo temporal. Gotas lubricantes y ungüentos para los ojos pueden ser útiles durante este período.

Si bien una mejoría de la altura del párpado suele conseguirse, los párpados pueden no quedar perfectamente simétricos. En raras ocasiones, el movimiento completo del párpado no vuelve. Algunos casos requieren más de una operación.

Facebook