Pliegue macular

¿Qué es una arruga o pliegue macular?

Un pliegue macular es una arruga, pliegue o protuberancia en la mácula, la parte del ojo responsable por la visión detallada en el campo visual central.

La mácula es el área pequeña en el centro de la retina del ojo que permite ver detalles finos con claridad. La retina es una capa de células sensibles a la luz que recubre la parte posterior del ojo. A medida que los rayos de luz entran en el ojo, la retina los convierte en señales que se envían al cerebro a través del nervio óptico, donde son reconocidos como imágenes. Un daño en la mácula causa visión central borrosa, lo que hace difícil realizar tareas tales como la lectura o enhebrar una aguja.

A medida que envejecemos, el humor vítreo en el centro del ojo se encoge y se aleja de la mácula. Durante el proceso de separación del vítreo, un tejido de cicatriz puede desarrollarse en la mácula. Ocasionalmente, este tejido puede pandearse y contraerse, haciendo que la retina se arrugue o abulte.

Normalmente, la mácula es plana y está tendida contra la parte posterior del ojo. Cuando hay una formación de arrugas, pliegues o protuberancias sobre la mácula, la visión se torna borrosa y distorsionada, y puede incluso haber un punto ciego en la visión central.

Causas del pliegue macular

A medida que envejecemos, el vítreo (la sustancia transparente y gelatinosa que llena el centro del ojo), se encoge y se separa de la retina. Durante el proceso de separación, un tejido de cicatriz puede desarrollarse sobre la mácula. Ocasionalmente, el tejido de cicatriz puede pandearse y contraerse, causando que la retina se arrugue o se abulte.

Otras condiciones oculares asociadas con el pliegue macular incluyen:

  • Desprendimiento del vítreo;
  • Desgarramiento o desprendimiento de la retina;
  • Inflamación (hinchazón) en el interior del ojo;
  • Trauma severo en el ojo debido a una cirugía o una lesión;
  • Desórdenes de los vasos sanguíneos en la retina.

Síntomas del pliegue macular

Cuando hay una condición de pliegue macular, usted puede notar que su visión central es borrosa o distorsionada ligeramente, y las líneas rectas pueden verse onduladas. Puede haber una dificultad para ver los detalles y leer letra pequeña. También puede haber una zona gris o nublada en el centro de la visión, o incluso un punto ciego.

Los síntomas de un pliegue macular pueden ser leves o severos. Usualmente, un pliegue macular afecta un sólo ojo, aunque puede afectar al otro posteriormente. A pesar de que una pérdida de la visión no es común, si existe, puede variar de leve a severa. El pliegue macular no afecta la visión lateral (periférica).

En la mayoría de las personas con pliegue macular, la visión se mantiene estable y no empeora con el tiempo.

Diagnóstico del Pliegue Macular

Durante un examen ocular, el oftalmólogo dilata las pupilas y examina la retina. Es posible que pida un examen llamado angiografía con fluoresceína, el cuál utiliza un tinte para iluminar las zonas de la retina.

Otra prueba llamada tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés), es de gran ayuda para hacer un diagnóstico exacto de pliegue macular. Durante una tomografía de coherencia óptica, una cámara especial es utilizada para fotografiar la retina. El procedimiento mide el espesor de la retina y es también muy sensible para detectar inflamación y líquido. La tomografía de coherencia óptica también puede diagnosticar anormalidades de la mácula, las cuáles son demasiado pequeñas para ser vistas en un examen o una angiografía.

Tratamiento del pliegue macular

Es posible que no se necesite tratamiento cuando los síntomas de pliegue macular son leves. Una nueva prescripción de anteojos, o el uso de lentes bifocales puede mejorar la visión. La visión no mejora con gotas para los ojos, medicamentos o cirugía con láser.

Un pliegue macular antes de la cirugía.

Cuando los síntomas son más graves, una vitrectomía es recomendada. Generalmente, la cirugía es ambulatoria en una sala de operaciones. Durante la cirugía, el oftalmólogo utiliza instrumentos muy pequeños para extirpar el tejido arrugado en la mácula, y para remover el humor vítreo que está tirando de la mácula. Después de que el tejido ha sido removido, la mácula se aplana y la visión mejora lentamente, aunque por lo general no vuelve completamente a la normalidad. Después de la operación, se debe usar un parche en el ojo durante varios días o semanas para proteger el ojo. También tendrá que usar gotas medicadas para los ojos que protejan la contra la infección.

Su oftalmólogo utiliza instrumentos pequeños para extirpar el tejido arrugado en la mácula.

En la mayoría de los casos, si bien hay una mejoría en la visión después de una cirugía de pliegue macular, generalmente no vuelve a la normalidad. Puede tomar hasta tres meses para que la visión se recupere por completo. En promedio, la mitad de la visión perdida por un pliegue macular es restaurada. Algunas personas alcanzan una mayor restauración de la visión, otras menos. En la mayoría de los casos, una distorsión visual causada por pliegue macular se reduce significativamente.

 

Facebook