Oclusión de la Vena Central de la Retina

¿Qué es la oclusión de la vena central de la retina (OVCR)?

La retina (la capa de células sensibles a la luz en la parte posterior del ojo), es alimentada por flujos de sangre que proporcionan los nutrientes y el oxígeno que las células nerviosas necesitan. Cuando hay una obstrucción en las venas que van hacia la retina, una oclusión de la vena central de la retina puede ocurrir.

La oclusión de la vena central de la retina (OVCR) es la obstrucción de la vena principal en la retina. (La obstrucción de las venas pequeñas de la retina es llamada oclusión de rama venosa de la retina u ORVR.) El bloqueo hace que las paredes de la vena dejen escapar sangre y fluidos dentro de la retina. Cuando éste líquido se acumula en la mácula (el área de la retina responsable por la visión central), la visión se torna borrosa.

Hay dos tipos de OVCR:

  • OVCR no isquémica. Esta es una forma menos grave de OVCR, que se presenta en la mayoría de los casos.
  • OVCR isquémica. Esta es una forma más grave de OVCR que puede llevar a un desarrollo complicaciones significativas, pérdida de la visión y posiblemente una pérdida del ojo.

Síntomas de una OVCR

El síntoma más común de la OVCR es pérdida de visión o visión borrosa, parcial o total en un ojo. Una pérdida de la visión o una visión borrosa es indolora y puede ocurrir repentinamente o agravarse en varias horas o días. En ocasiones se produce una pérdida repentina y completa de la visión.

Manchas flotantes en su visión son otro síntoma de la OVCR. Cuando los vasos sanguíneos de la retina no están funcionando correctamente, la retina promueve el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos frágiles que pueden sangrar dentro del vítreo (el líquido que llena el centro del ojo).

La sangre dentro del vítreo se coagula y es vista como manchas pequeñas y oscuras que «flotan» dentro del campo de visión.

En casos graves de OVCR, la vena bloqueada puede causar una presión dolorosa en el ojo. Una OVCR isquémica puede también causar un glaucoma neovascular. Este tipo de glaucoma se produce cuando los vasos sanguíneos anormales comienzan a crecer dentro del ojo, haciendo subir la presión del mismo.

El glaucoma neovascular es una enfermedad grave que puede causar dolor y llevar a una pérdida severa de la visión. Después de un diagnóstico de OVCR, un período de tres meses o más puede pasar antes de que aparezca un glaucoma neovascular.

Causas de una OVCR

OVCR se produce cuando un coágulo de sangre bloquea la vena principal en la retina.

El estrechamiento de las arterias es un factor importante en el desarrollo de una oclusión de la vena central de la retina. Una lentitud en la corriente sanguínea, cambios en las paredes de los vasos sanguíneos y cambios en la sangre pueden contribuir a la formación de un coágulo de sangre.

Diagnóstico de una OVCR

Si usted tiene una pérdida repentina de la visión, consulte a su oftalmólogo inmediatamente. Él o ella llevará a cabo un examen completo para determinar si usted tiene OVCR.

Su oftalmólogo dilatará sus pupilas con gotas dilatadoras, lo cuál permitirá un examen de retina más profundo para detectar señales de daños.

Otras pruebas que su oftalmólogo puede realizar son:

  • Una angiografía con fluoresceína. Éste es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una cámara especial para tomar una serie de fotografías de la retina, después de que una pequeña cantidad de tinte amarillo (fluoresceína) se inyecta en una vena del brazo. Las fotografías muestran el tinte de fluoresceína mientras viaja a través de los vasos sanguíneos de la retina, indicando cuáles están cerrados.
  • Evaluación de la presión intraocular
  • Respuestas involuntarias (reflejos) de la pupila
  • Fotografías de la retina
  • Examen con lámpara de hendidura
  • Pruebas de la visión lateral (examen del campo visual)

Pruebas de agudeza visual para determinar qué tan bien puede leer un cuadro ocular Adicionalmente, exámenes de niveles de azúcar en la sangre y colesterol pueden ser ordenados. Pacientes menores de 40 años de edad con OVCR pueden requerir exámenes que analicen problemas de coagulación y espesor de la sangre.

Tratamiento de una OVCR

Debido a que las venas bloqueadas no pueden ser desbloqueadas, no existe una cura para OVCR. Muchas personas recuperan algo de visión, incluso sin tratamiento. Sin embargo, inclusive si hay una recuperación de la visión, rara vez vuelve a la normalidad.

El primer paso para un tratamiento es investigar qué causa la obstrucción. Su Doctor de los Ojos puede recomendar un período de observación después de su diagnóstico. Durante el transcurso de una OVCR, muchos pacientes tienen alguna inflamación en el área macular central. Dicha inflamación, llamada edema macular, puede durar más de un año.

Un tratamiento focal con rayo láser es usado a menudo para reducir la hinchazón de la mácula. Mediante éste tipo de cirugía láser, su Doctor de los Ojos aplica múltiples y pequeñas quemaduras de láser en las áreas de fuga de líquido alrededor de la mácula.

El objetivo principal del tratamiento es estabilizar la visión mediante el cierre de los vasos sanguíneos permeables, los cuales interfieren con el funcionamiento correcto de la mácula. Un tratamiento con inyecciones de Avastin® o Lucentis® en el ojo también puede ser realizado. Ozurdex es un esteroide de acción prolongada que también puede usarse como tratamiento para el edema.

La fotocoagulación retiniana es un tratamiento con láser que puede utilizarse para sellar o destruir los vasos sanguíneos anormales, impidiendo su crecimiento. Durante ésta cirugía, el Doctor de los Ojos puede hacer cientos de pequeñas quemaduras a los vasos sanguíneos. Se pueden requerir dos o más tratamientos para completar el proceso.

Facebook