Moscas volantes y los centelleos

¿Qué son las moscas volantes y los centelleos?

Algunas veces, usted puede ver pequeños puntos o nubes que se mueven en el campo de su visión. Estos se llaman moscas volantes. A menudo se pueden ver cuando se mira hacia un fondo plano, como una pared o el cielo azul. Las moscas volantes (también llamadas a menudo “manchas flotantes” o “flotadores”), son en realidad grupos pequeños de gel o células en el interior del vítreo, el líquido gelatinoso que llena el interior del ojo.

Aunque estos objetos parecen estar frente a sus ojos, en realidad flotan en su interior. Lo que se ve son las sombras que proyectan sobre la retina, la capa de células que recubre la parte posterior del ojo y percibe la luz, y permite ver. Las moscas volantes pueden aparecer en diferentes formas, tales como pequeños puntos, círculos, líneas, nubes o telarañas.

Cuando el humor vítreo roza o tira de la retina, usted puede ver lo que parecen ser luces o destellos de luz. Estos son llamados centelleos. Usted puede haber experimentado esta sensación si alguna vez has sido golpeado en el ojo y ha “visto estrellas”. Los centelleos de luz pueden aparecer y desaparecer durante varias semanas o meses.

A medida que envejecemos, es más común experimentar moscas volantes y centelleos debido a los cambios del humor vítreo relacionados con la progresión de la edad, el cual poco a poco se va separando de la superficie interior del ojo.

Causas de las moscas volantes y los centelleos

A medida que envejecemos, es más común experimentar la presencia de moscas volantes y centelleos. Cuando las personas llegan a una edad media, el humor vítreo puede empezar a espesarse o encogerse, formando aglutinaciones o filamentos dentro del ojo. El gel del vítreo se separa de la pared posterior del ojo, ocasionando un desprendimiento del vítreo posterior. Esta es una causa común de moscas volantes.

Las moscas volantes y los centelleos son también causadas por el desprendimiento de vítreo posterior, durante el cual el humor vítreo se separa de la parte posterior del ojo. Esta condición es más común en personas que:

  • Tienen miopía;
  • Se han sometido a una cirugía de cataratas;
  • Han tenido una cirugía con láser YAG en el ojo;
  • Han tenido una inflamación (hinchazón) en el interior del ojo

La aparición de moscas volantes y centelleos puede ser alarmante, especialmente si aparecen de repente. Para saber si hay un desgarro o desprendimiento de la retina, llame a su oftalmólogo de inmediato si nota los siguientes síntomas (especialmente si tiene más de 45 años de edad):
n aumento repentino en el tamaño y el número de moscas volantes;

  • Una aparición repentina de centelleos;
  • Hay una sombra en la periferia (lado) de su campo de visión;
  • Ve una cortina gris en movimiento a través de su campo de visión;
  • Tiene una disminución repentina de la visión.

Síntomas de las moscas volantes y los centelleos

Los síntomas de moscas volantes incluyen ver pequeños puntos o nubes que se mueven en el campo de su visión, o ver puntos, círculos, líneas o “telarañas”. Los síntomas de centelleos incluyen ver destellos de luz o “ver estrellas.”

Si el vítreo gelatinoso se encoge y se separa de la pared del ojo, la retina puede desgarrarse. Esto puede ocasionar una pequeña hemorragia en el ojo que puede aparecer como nuevas moscas volantes.

Un desgarramiento de la retina es un problema serio, ya que puede llevar a un desprendimiento de la misma. Usted debe consultar a su oftalmólogo (Doctor de los Ojos), tan pronto como sea posible si repentinamente ve un aumento en el tamaño y número de moscas volantes y/o destellos de luz.

Algunas personas experimentan centelleos que aparecen como líneas dentadas u “ondas de calor” en ambos ojos, que duran a menudo entre 10 y 20 minutos. Estos no son centelleos del vítreo gelatinoso rozando o tirando de la retina, sino un tipo de centelleo causado por un espasmos de los vasos sanguíneos del cerebro, llamado migraña. Si un dolor de cabeza es seguido por centelleos, esto es una migraña. Sin embargo, estas líneas dentadas u ondas de calor pueden ocurrir sin un dolor de cabeza. En este caso, los centelleos son llamados migrañas oftálmicas, o migrañas sin dolor de cabeza. Contacte a su oftalmólogo si usted experimenta estos síntomas.

Si usted nota otros síntomas, como pérdida de la visión lateral, debe consultar a su oftalmólogo.

Diagnóstico de las moscas volantes y los centelleos

La moscas volantes y los centelleos se vuelven más comunes a medida que envejecemos. Sin embargo, si bien no todas la moscas volantes y los centelleos son graves, usted siempre debe hacerse un examen médico de los ojos realizado por un oftalmólogo, para asegurarse de que no ha habido ningún daño a la retina.

Cuando el oftalmólogo examina los ojos, sus pupilas son dilatadas con gotas para los ojos. Durante este examen indoloro, su oftalmólogo observará cuidadosamente las áreas del ojo, incluyendo la retina y el vítreo. Si sus ojos han sido dilatados, usted debe hacer arreglos para que alguien lo lleve de regreso a su casa.

Tratamiento de las moscas volantes y los centelleos

Las moscas volantes pueden ser un síntoma de un desgarramiento de la retina, el cual es un problema serio. Si un desgarramiento de la retina no es tratado, la retina puede desprenderse de la parte posterior del ojo. El único tratamiento para un desprendimiento de la retina es una cirugía.

Otros tipos de moscas volantes son inofensivas y desaparecen con el tiempo o se vuelven menos molestas, no requiriendo tratamiento. La cirugía para remover moscas volantes casi nunca es necesaria. Una terapia con vitaminas puede hacer que las moscas volantes desaparezcan.

Aún si usted ha tenido moscas volantes durante años, debe hacerse un examen de la vista con su oftalmólogo si nota un aumento repentino en el tamaño o la cantidad de las moscas volantes, o una repentina aparición de destellos de luz (especialmente si los síntomas van acompañados de algún cambio en su visión).

Facebook