Drusas

¿Qué son las drusas?

Las drusas son depósitos amarillos localizados bajo la retina, la capa de tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo. Las drusas se componen de lípidos (proteína grasas). Si bien las drusas no son una causa probable de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), su presencia aumenta el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad.

Hay diferentes tipos de drusas. Las drusas «duras» son pequeñas, identificables y alejadas unas de las otras. Este tipo de drusas puede no causar problemas de visión por un largo período de tiempo, o no causarlos en lo absoluto.

Las drusas «blandas» son grandes y se agrupan unas con otras. Sus bordes no están tan claramente definidos como los bordes de las drusas duras. Éste tipo de drusas blandas aumenta el riesgo de desarrollar DMRE.

Drusas del nervio óptico

Las drusas pueden también aparecer en el nervio óptico. Dichas drusas se componen de proteínas y sales de calcio, y generalmente aparecen en ambos ojos. A diferencia de las drusas asociadas con la DMRE, las drusas del nervio óptico (también conocidas como drusas del disco óptico), no están relacionadas con el proceso de envejecimiento y con frecuencia aparecen en los niños. Por lo general, las drusas del nervio óptico no afectan la visión, pero algunos pacientes con ésta condición pueden perder visión periférica (lateral).

Causas de las drusas

Las drusas ocurren en forma natural durante el proceso de envejecimiento. Se cree que son el resultado de una falla del ojo que no permite eliminar materiales de desecho producidos en las células del ojo.

La relación exacta entre la enfermedad macular degenerativa y las drusas no es clara. Los científicos no pueden asegurar si las drusas causan la DMRE o si ambas condiciones son causadas por el mismo proceso, sin estar relacionadas. No obstante, la presencia de drusas blandas es un signo de DMRE.

Síntomas de las drusas

La mayoría de las personas con drusas no presentan ningún síntoma. A menudo, un examen ocular de rutina puede incidentalmente revelar su presencia. Las drusas duras no son un síntoma de enfermedad ocular. Sin embargo, la presencia de un gran número de drusas blandas es una señal temprana de la forma seca de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Los síntomas de la DMRE incluyen visión difusa, dificultad para ver cuando se pasa de condiciones de luz brillante a oscura, y la presencia de un espacio en blanco o borroso en la visión central.

Las drusas del nervio óptico a menudo no producen síntomas. Sin embargo, algunos pacientes con drusas del nervio óptico pueden tener problemas de visión, incluyendo una pérdida de la visión periférica (lateral), y un centelleo o una apariencia gris de la visión.

Diagnóstico de las drusas

Las drusas se detectan durante un examen de ojo dilatado. Para hacer una evaluación de sus ojos, su oftalmólogo (Doctor de lo Ojos) dilatará (ensanchará) las pupilas utilizando gotas oftálmicas de dilatación, y examinará sus ojos con un oftalmoscopio, un dispositivo que le permite ver la retina y otras áreas de la parte posterior del ojo. Éste examen le permitirá ver si hay una presencia de drusas.

Si su Doctor de los Ojos detecta drusas blandas, puede tener que utilizar una rejilla de Amsler para evaluar si existen síntomas de degeneración macular tales como áreas onduladas, borrosas u oscuras en la visión. Si su Doctor de los Ojos sospecha que usted tiene drusas del nervio óptico, puede ordenar otras pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento de distrofia corneal

Las drusas duras no necesitan tratamiento. Si su Doctor de los Ojos detecta la presencia de drusas duras durante un examen ocular de rutina, él o ella puede requerir que sean controladas con regularidad para asegurarse de que no se conviertan en drusas blandas. Debido a que las drusas blandas son una señal de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), su Doctor de los Ojos prescribirá el tratamiento de DMRE más apropiado para usted. Un intento de eliminar las drusas no mejorará su DMRE.

Si usted tiene drusas del nervio óptico sin síntomas, éstas deben ser monitoreadas con regularidad. No existe un tratamiento para drusas del nervio óptico. En casos raros en los que se desarrollan membranas neovasculares coroideas, un tratamiento con rayo láser puede ser apropiado.

Facebook