Coloboma

¿Qué es un coloboma?

Coloboma es un término que describe ciertas condiciones del ojo (o su alrededor), cuando hay una falta parcial del tejido normal del ojo en el momento del nacimiento.

Coloboma es una palabra de origen griego que significa «restringido» o «limitado». El ojo se desarrolla en el feto rápidamente durante los tres primeros meses de crecimiento. Un espacio conocido como fisura coroidea aparece en la parte inferior de los tallos que eventualmente forman el ojo. Generalmente, ésta fisura se cierra durante la séptima semana de gestación. Si no se cierra, un espacio o coloboma es formado.

El coloboma puede afectar uno o ambos ojos. Si la afección está presente en ambos ojos, el coloboma puede afectarlos de igual o diferente forma. Dependiendo de cuál es la parte afectada del ojo, existen varios tipos de coloboma:

  • Coloboma del párpado. Una parte del párpado superior o inferior no se desarrolla.
  • Coloboma del lente. Una parte del lente (la parte del ojo que enfoca la luz sobre la retina), no se desarrolla.
  • Coloboma macular. La mácula es la parte central de la retina responsable por una visión detallada, el color, y la luz del día. El coloboma macular no deja que la mácula se desarrolle normalmente.
  • Coloboma del nervio óptico. En éste tipo de coloboma, el nervio óptico (el grupo de fibras nerviosas que transmiten las señales de luz hacia el cerebro), es ahuecado, causando una reducción de la visión.
  • Coloboma uveal. La úvea es la capa media del ojo. Éste tipo de coloboma puede afectar el iris (la parte coloreada del ojo), dándole una apariencia característica de cerradura u ojo de gato.
  • Coloboma corio-retiniano. En éste tipo de coloboma, parte de la retina (el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo), no se desarrolla.

Síntomas del coloboma

Los síntomas de un coloboma dependen del sitio en que esté localizado. Un coloboma del iris es visiblemente perceptible ya que tiene la apariencia de una cerradura o un ojo de gato. Un coloboma del párpado también es aparente. Las personas con un coloboma que afecte la parte frontal del ojo no tendrán una disminución de la visión debida a la condición.

Dependiendo de su tamaño, otros tipos de coloboma pueden causar una pérdida de la visión. Un niño con un coloboma que afecte la mácula o el nervio óptico, tendrá una visión reducida. Los niños con una falta parcial de su retina, tendrán un «defecto de campo», lo cuál significa que no tendrán visión en alguna ubicación específica, por ejemplo, la parte superior del campo visual. Un trastorno de la visión causado por coloboma puede no ser evidente en el nacimiento.

Ocasionalmente, niños con coloboma tienen una mayor sensibilidad a la luz.

¿Quién está en riesgo de desarrollar coloboma?

Se cree que el coloboma es una condición genética que trasmite generacionalmente entre familias.

En ocasiones, un coloboma es parte de un síndrome genético. Por ejemplo, el síndrome de ojo de gato (un raro trastorno llamado así por la forma característica de un coloboma del iris), es causado por una mutación genética específica y se produce conjuntamente con otras anomalías físicas.

Sin embargo, no todos los bebés que nacen con coloboma tienen antecedentes familiares de la enfermedad, lo que sugiere que el trastorno puede aparecer al azar.

Es posible que retrase el desarrollo de la catarata.

Proteger los ojos de la luz solar es la mejor manera de hacer esto. Use gafas de sol que filtren los rayos de luz ultravioleta (UV) del sol. También puede usar anteojos normales con una capa transparente anti UV. Hable con su médico para obtener más información.

¿Quién Está En Riesgo de Desarrollar Cataratas?

Estas son razones por las que puede tener catarata:

  • Tener parientes, hermanos, hermanas u otros familiares con cataratas.
  • Tener determinados problemas médicos, como diabetes.
  • Haber tenido una lesión ocular, una cirugía de ojos o tratamientos de radiación en la parte superior del cuerpo.
  • Haber pasado mucho tiempo bajo el sol, especialmente sin gafas de sol que le protegen los ojos de los rayos ultravioletas (UV) perjudiciales.

Si usted tiene alguno de estos factores de riesgo de desarrollar cataratas, programe una cita con su oftalmólogo

Diagnóstico del coloboma

Un coloboma se diagnostica mediante un examen completo de la visión realizado por un oftalmólogo (Doctor de los Ojos).

El oftalmólogo utilizará un oftalmoscopio para examinar el interior de los ojos del bebé. Cuando un niño tiene la edad suficiente para expresarse, otras pruebas, como la de agudeza visual, pueden llevarse a cabo para evaluar qué tan afectada puede estar la visión.

Tratamiento del coloboma

No existe una cura para el coloboma, y su tratamiento depende del tipo de condición de éste. Las personas con un coloboma del iris pueden usar lentes de contacto de color para hacer que el iris parezca redondo. Una cirugía también puede corregir la apariencia del iris.

Para otros tipos de coloboma, es importante ayudar a los pacientes a adaptarse a sus problemas de visión, a través del uso de dispositivos para baja visión según sea necesario. Adicionalmente, su oftalmólogo le ayudará a manejar otros problemas que pueden ocurrir con el coloboma, como las cataratas, o el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo debido al proceso de envejecimiento.

Su oftalmólogo puede recomendar tratamientos específicos si su hijo tiene un coloboma en un solo ojo. Para asegurarse de que una ambliopía (ojo perezoso) no se desarrolle, el oftalmólogo puede prescribir un parche, gotas oculares especiales, o anteojos para el ojo no afectado. En ocasiones, éste tratamiento puede mejorar la visión en los ojos, incluso en casos graves de coloboma.

Facebook